Arquitectura

Arquitectos italianos diseñaron una solución que salvó vidas para albergar a más pacientes con COVID-19

Arquitectos italianos diseñaron una solución que salvó vidas para albergar a más pacientes con COVID-19



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En el momento de escribir este artículo, Italia es el país más afectado por la pandemia de COVID-19. En las últimas 24 horas, 712 personas murieron a causa de la enfermedad, lo que eleva el número de muertos a un total de 8.215. Más de 3.000 personas se encuentran en estado crítico y cada día llegan más. Los hospitales están abarrotados y las enfermeras están agotadas. Lamentablemente, esto es solo el comienzo.

RELACIONADO: ÚLTIMAS ACTUALIZACIONES SOBRE LA ENFERMEDAD CORONAVIRUS

Unidades de cuidados intensivos para igualar la escala del nuevo coronavirus

La creciente necesidad en Italia de una mayor capacidad de la unidad de cuidados intensivos, los gobiernos y las organizaciones capaces están buscando soluciones para frenar la propagación del virus.

Recientemente, un grupo de trabajo de diseñadores, ingenieros, profesionales médicos y expertos militares internacionales unieron fuerzas para crear CURA, un proyecto de código abierto creado para construir Unidades de Cuidados Intensivos con capacidad flexible.

Propusieron CURA, una invención que permite el envío rápido de contenedores a cápsulas portátiles de cuidados intensivos.

La idea de convertir los contenedores de envío en unidades de cuidados intensivos capaces de funcionar como salas para pacientes con COVID-19 es definitivamente interesante. Los arquitectos italianos Carlo Ratti e Italo Rota diseñaron el concepto.

Innovación italiana ante la pandemia del coronavirus

Los creadores diseñaron estos contenedores intermodales de 20 pies para ser montados rápidamente como una carpa de hospital, pero también son tan seguros como una sala de aislamiento a través de la biocontención que proviene de la presión atmosférica negativa.

Los módulos de los diseñadores son fáciles de mover y se pueden implementar en solo unas horas. Se pueden usar individualmente o ensamblar en diferentes disposiciones yuxtapuestas por una estructura inflable.

Cada unidad de biocontención puede contener equipo médico y dos pacientes. El primer CURA en construcción está en marcha en Milán, Italia, patrocinado por UniCredit.

A medida que aumenta el número de muertos por la pandemia del coronavirus COVID-19, todos los roles sociales se están movilizando para combatir el brote y salvar tantas vidas como sea posible. CURA podría ayudar a muchos en Italia y más allá a hacer esto.


Ver el vídeo: Italia y la crisis del coronavirus. DW Documental (Agosto 2022).